Una clase de filosofía extradimensional

dreams

Lo ínfimo de mi existencia humana y sus capacidades cognitivas o perceptivas esta fuera de lugar, algo imposible de recordar o contener, como un rayo que toca la tierra con una energía descomunal pero que solo permanece por milisegundos, nuestro hábitat simplemente no es compatible con ese tipo de energía, pero todos los seres en algún momento son capaces de percibir de su existencia, milisegundos de iluminación.

Siempre he pensado que los sueños son parte de una Gestalt universal, que son parte de nuestra experiencia semiindividual o autopoiesica , conexiones con mundos y realidades lejanas física, dimensional o humanamente hablando, pero no me quiero extender sobre lo que pienso sino sobre lo que el ser humano es capaz de sentir.

Esa sensación de despertar después del algo tan importante, que simplemente no cabe en la experiencia cotidiana, pero estuvimos ahí, lo presenciamos pero lo que queda es un sentimiento indescribible, algo que un religioso lo podría describir como, “lo vi, estuve ahí”

Esto era como una especie de clase filosófica pero de nivel universal y atemporal, con seres o entidades de todos los mas vastos lugares del universo, paro aun así sencillo, desmistificado, todos con la misma característica viviendo la realidad como un niño como una experiencia única e irrepetible ( porque estamos a obligados a perder eso cuando envejecemos?) la sensación de hermandad, de respeto, de unidad, como cuando se viaja a un lugar completamente desconocido y lejano, y toda la gente te mira y estudia curiosamente y respetuosamente todos tus rasgos, con sonrisas nerviosas o gestos de gratitud al hacer contacto visual, tratando de identificar la procedencia del alien, algún esbozo de lo increíble de sus experiencias o como niños corriendo a saludar, como si cada uno fuese una clase de monje errante una extraña estrella fugaz que aparece en el espacio de una cultura remota produciendo expectación, alegría, sueños y todo tipo de esperanzas, algo que un niño podría explicar cómo “yo quiero hacer eso cuando grande”

Además de esa gratitud esa memoria perdida de cuando se despierta, recordar cada una de las experiencia pasadas, de la amistad forjada, a veces algo tan sutil como cuando miras a alguien que te gusta en varias ocasiones pero durante meses sin intercambiar ninguna palabra, simplemente no se ha dado la posibilidad pero la intención o la gratitud esta ahí presente y reciproca, para cuando se dé la oportunidad.

Yo no era humano, pero de algún modo representaba esta parte del universo donde la humanidad se encuentra dando tumbos. Tampoco era más o menos importante que nadie, algo parecido a un suertudo espermio que siguiendo el flujo, ni primero, ni ultimo tuvo la suerte de entrar en una célula, un mini reino de energía creadora que al fusionarse, al perder la individualidad genero algo imposible y completamente ajeno a la realidad del espermio, como explicar lo maravilloso de convertirse en humano a un espermio que se va en una paja y aparte de esa vulgaridad cada uno de los que tiene la posibilidad de leer esto estuvo en esa situación, si, tu le ganaste a millones de espermios y lo lograste en nombre de todos los que desaparecieron o tenían la misma misión.

Has despertado con ese tipo de sensaciones indescriptibles?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s